TALLER DE REPARACIÓN DE ALMAS

Taller de reparación de almas, un hermosísimo relato corto de Aída del Pozo… Un relato para soñar y creer que las cosas buenas pueden suceder aunque en ocasiones las consideremos como causas perdidas… Sin duda, después de leerlo, dan ganas de respirar hondo y sonreír otra vez!!!

TORMENTAS DE TINTA

El comerciante miraba por el amplio escaparate de su negocio cómo pasaban los viandantes. Algunos paseaban solos, otros acompañados, mujeres amigas, falsas amigas, hombres discutiendo quizás sobre política o religión, tal vez comentando el último partido de fútbol jugado por sus equipos. Algunos no paseaban pues iban con paso rápido quizás porque perdían un tren que les conducía hacia su amor, o a la oficina o a una reunión decisiva para cerrar un importante negocio. Dilucidaba de ese modo adónde se dirigían con tanta prisa aquellas personas con aire estresado, se rascaba la cabeza y se ajustaba las lentes para observar el mundo mejor. Lo separaba del exterior un cristal grueso de escaparate pero él bien sabía que la vida estaba dentro de su tienda.

A ella acudían todos los días decenas de clientes en busca de una solución a sus problemas. El comerciante sabía atender diligentemente su negocio, llevaba siglos regentándolo…

Ver la entrada original 1.049 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s